Tu currículum, la puerta de entrada a una entrevista.

Texto por Claudia Barrios.

Tanto si estás desempleado como si tienes trabajo pero aspiras a otro mejor, seguro que siempre hay algunos detalles de tu CV que te gustaría mejorar. ¿Cuál es el principal objetivo? Que llame la atención sin ser excesivamente extravagante y que se diferencie del resto. Como en el trailer de una película, es la primera impresión que se van a llevar las empresas sobre ti y te conviene que sea inmejorable, que cree ese “hype” y deje al reclutador con ganas de saber más de ti (es decir, concertar una entrevista) ya que de normal tardará una media de 6 segundos en descartar un currículum o guardarlo, pero no te asustes, vamos a darte las claves necesarias para enamorarlos y que destaques entre infinidad de candidatos.

 

 

1. Elige una buena foto: Debes hacerte una buena fotografía y no escoger cualquiera, es mejor que sea profesional, bien iluminada y estés mirando de frente. Esa misma foto puedes tenerla en todas tus redes sociales y tu blog. De esta forma, se lo pones más fácil a los reclutadores que cada vez buscan más a sus candidatos en internet, así que ¡Cuida tu imagen en las redes!

2. No olvides tus datos personales: Junto a la foto, los datos que debes poner en el currículum son tu nombre, apellidos, correo electrónico, número de teléfono y alguna de tus redes sociales siempre y cuando seas neutral en temas controvertidos como política, religión, etc. En definitiva, que sea un medio meramente profesional.

3. Resalta tus habilidades y experiencias en tu currículumDetalla tus cargos profesionales  ordenándolos de forma cronológicamente inversa, es decir, poniendo primero las experiencias laborales más recientes.  En tus habilidades técnicas detalla el grado de conocimiento de tus idiomas o herramientas tecnológicas. Coloca títulos clave que describan muy bien la posición que ocupabas (muchos reclutadores leen este título antes de ver las misiones realizadas) y utiliza otro color para destacarlos.

4. Añade palabras clave a la cabecera de tu currículumEl encabezado de tu currículum es tu tarjeta de visita: No se trata de escribir adjetivos sobre ti, sino definir claramente tu propuesta de valor al empleador. Por ejemplo, si trabajas en marketing online puedes escribir “Community Manager, especialista en SEO y Marketing de Contenidos”. Sobre todo, se trata de destacar las funciones donde más sumas, y aquellos aspectos que centra tu propuesta profesional al empleador.

5. Formación e idiomas: En este apartado debes incluir tus últimos estudios y dónde se impartieron. Si son superiores, no hace falta que pongas también los anteriores, es mejor que añadas sobre todo los que estén relacionados con la oferta de trabajo en cuestión. Para los idiomas es recomendable hacer referencia al nivel, según el Marco Común Europeo de referencia para las lenguas. Es decir, utiliza los términos: B1, B2, C1 C2, etc.

 

 

6. Brevedad, concisión y lenguaje sencillo: Para que tu currículum sea atractivo y fácil de leer te conviene ser breve y conciso. Escribe frases cortas y huye de las parrafadas innecesarias para que la persona que lo lea pueda captar los datos más importantes en tan sólo unos segundos, por lo que una sola hoja sería más que suficiente.

7. Personaliza tu CV para cada oferta: En cada una destacarás unas funciones u otras dependiendo de la demanda de la empresa y de los requisitos solicitados. Requiere un poco más de esfuerzo y tiempo, pero da resultados. Por ejemplo: Si estás en un proceso de selección de “Decathlon” resaltarás tu atención al cliente y tus habilidades deportivas. No se trata de mentir, sino de elegir entre todo lo que has hecho, lo que más se adecúa a tu empleador.

8. Honestidad¡En ningún caso incluyas información inventada que no se corresponda con la realidad! No mientas ni infles en exceso tu CV. A la larga puede perjudicarte ya que tarde o temprano se descubrirá si realmente posees esas habilidades.

9. Adjunta elementos diferenciadores: Adjuntar un enlace hacia tu blog personal, un QR code hacía un video o hacia tu portafolio, pueden ser elementos decisivos a la hora de elegir un candidato y ten en cuenta que pueda ser exportado a formato Word o PDF.

10. Especifica y contabiliza tus logros: No es lo mismo decir “Me encargué de las ventas…” que “Conseguí aumentar las ventas en un 20% respecto al año anterior”, destaca las cosas que conseguiste en tus puestos anteriores con datos específicos y resalta así tus habilidades y llama la atención de la persona que está leyendo el documento. Por último desde Growara te animamos a que le eches otro vistazo a tu currículum y mejores o añadas algunos puntos que no creías tan importantes antes de leer este post, y por supuesto ¡desearte mucha suerte en la búsqueda o cambio de empleo!

 

Posts Relacionados

Dejar un comentario